tanatorio esparreguera

Bloqueo para el tanatori d’Esparreguera

Tras la llegada de las nuevas leyes y recientes decretos que permiten la supuesta liberación del sector funerario privado, nos encontramos con ciertas noticias que apuntan a que en la realidad y como poco, dicha liberación no siempre se cumple.

Según la noticia del diario “La Bústia”, el ayuntamiento de Esparreguera, estaría impidiendo a la empresa privada Tanatori d´Esparreguera, la apertura de una nueva funeraria, incumpliendo directrices europeas, legislación estatal, autonómica y local, a razón de motivos poco evidentes frente a las leyes aplicables al caso (como la 2/1997 de 3 de abril y diversos decretos como el 209/1999 de 27 de julio). En los comunicados del diario, observamos como los afectados informaron públicamente de su intención de crear una funeraria, necesaria para cubrir geográficamente mejor, el proceso natural de la muerte, y además, ofrecer una serie de servicios innovadores con una comunicación mejorada a los dolientes.

Explican que en la ciudad de Esparreguera, con más de 22.000 habitantes, no hay funeraria local. Los dolientes deben desplazarse a otra localidad cuando fallece un familiar o amigo y que de forma evidente, vieron la necesidad de poner en marcha su proyecto para evitar dicha situación. Por ello el equipo de personas que integran esta iniciativa, decidieron comenzar los trámites, solicitando los permisos necesarios para su apertura, encontrando reiteradamente, todo tipo de aplazamientos y la constante negativa del ayuntamiento.

Tras la presentación de la documentación necesaria para el inicio de la actividad, el ayuntamiento paraliza el proceso sin justificación alguna, pese a no incumplir ninguna ley y pese a tener el visto bueno del ingeniero municipal y del Consell Comarcal. La gota que ha colmado el vaso ha sido negar la licencia de obras y haber cobrado por vía de embargo el impuesto de construcciones y obras (ICIO). En la actualidad, la empresa solicitante ha demandado al ayuntamiento y emprendiendo su derecho por la vía judicial.

Casos como éste, nos crean cierta confusión y nos preguntamos si como en otros muchos casos, el ayuntamiento no estará bloqueando el permiso en beneficio propio o si realmente, está pensando en ayudar a que sus vecinos, tengan una alternativa que mejore los servicios funerarios. Esperemos que pronto se aclare la situación y que las partes afectadas lleguen a un correcto entendimiento, siempre respetando las leyes y buscando el máximo beneficio de sus ciudadanos.